Celac, de las palabras a los hechos

México, 22 de septiembre 2021 Daniel Moser  

La VI Cumbre de la Celac celebrada este sábado en la capital mexicana es un paso importante en el proceso de integración de América Latina y el Caribe.

Pero no por sus conclusiones. Sus 44 acuerdos son una relación de buenas intenciones y lugares comunes sobre el cambio climático, la pandemia, la democracia y demás temas de rigor en este tipo de reuniones.

En mi opinión lo más importante de este encuentro fue el productivo esfuerzo del gobierno de México, que preside Andrés Manuel López Obrador, por lograr reunir a más de 30 países y el que con libertad se pusieran de manifiesto las diferencias entre la enorme mayoría de países que en distinto grado manifestaron su posición de independencia y soberanía, y la de unos pocos, más explícitamente los de Uruguay y Paraguay, cuyos presidentes –de manera explícita y abyecta– ofenden a sus pueblos al exponerse como muñecos de ventrílocuo de Estados Unidos.

Uno de los principales asuntos que se anticipo serían tratados fue el de la trasformación o cancelación de la OEA, hoy más que nunca al servicio de los Estados Unidos, llegando incluso, de manera descarada, a propiciar y defender el criminal golpe de estado en Bolivia.

Salvo por las menciones hechas por algunos presidentes, como el Luís Arce, de Bolivia, el asunto no fue motivo de tratamiento específico y menos de punto de acuerdo.

Pedro Castillo y Nicolás maduro, presidentes de Perú y Venezuela, respectivamente.

En resumen. Un acto que debe considerarse como un punto de partida, un paso adelante, en la dirección correcta en el proceso de integración de América Latina y el Caribe.

Es de esperarse que predomine la corriente de pensamiento que promueven Bolivia, Cuba, México, Nicaragua y Venezuela, acompañados por otros países, algunos muy pequeños –como Granada– que comparten una visión de soberanía e integración de la Patria Grande, y que en esa línea se pase de los dichos a los hechos, con base en medidas concretas y resultados verificables.

Deja una Respuesta

Tu correo electronico no será publicado.