La crisis es del sistema capitalista, la pandemia y sus consecuencias son uno de sus síntomas. Debe asumirse la oportunidad.

Como el 17 de octubre de 1945, es el pueblo el que decide su destino.


Buenos Aires, Argentina, abril 30 de 2020
La pandemia de Covid 19 ha puesto en evidencia la crisis del sistema político y económico global. La etapa neoliberal del sistema capitalista mundial está llegando a su fin. Es imprescindible comprender que sus operadores no fracasaron, porque nunca se propusieron cumplir sus promesas. Triunfaron al realizar de manera implacable su objetivo de poner a los Estados Nación al servicio de una minoría que concentra la riqueza de forma brutalmente inequitativa en perjuicio de miles de millones de seres humanos.

Pasarán meses antes de poder dimensionar el impacto en la salud pública de la pandemia de Covid 19 en comparación con otras de similares características, pero el impacto económico, social y político negativo a escala mundial es ya una realidad con carácter de aguda crisis.

La minoría operadora de la etapa neoliberal en el mundo y en Argentina, con su poder y disponibilidad de recursos, ya trabaja para reciclar el sistema: cambiar algo para que nada cambie.

En Argentina, la crisis se da en marco de una oligarquía que en 2020 conserva el poder que usurpó en 1976 mediante un golpe cívico militar pro imperialista, y que en 1983 toleró una democracia formal, con un sistema partidocrático que no ha modificado la relación de fuerzas entre las mayorías populares y la minoría oligárquica.

En dicho contexto, resulta imprescindible que las organizaciones sociales y de trabajadores representativas de las grandes mayorías logren fortalecer y consolidar su unidad, de manera sinérgica, mediante la suma de esfuerzos en un marco incluyente de democracia participativa, con el propósito de hacer realidad un Proyecto Alternativo de Nación que contemple los desafíos que la crisis plantea en el corto, mediano y largo plazos, con un enfoque integral y una visión estratégica.

Para hacer realidad el ideario anterior, es necesario un plan generador de propuestas concretas de acción para impedir que el sistema se recicle cambiando algo para que nada cambie. Hoy resulta imperativo hacer de la crisis una oportunidad. Es un momento histórico singular para nuestro país. No se debe dejar pasar esta coyuntura para ser protagonistas activos.

Guillermo Hamlin.
Secretario de Ciencia y Tecnología.

Hector Rodriguez.
Secretario de Trabajo

Gustavo Cangiano.
Secretario de Educación y Cultura

Daniel Moser.
Secretario de Propaganda

Deja una Respuesta

Tu correo electronico no será publicado.