Elogio y crítica de Trotsky al Manifiesto

Gustavo Cangiano • Hace unas noches, antes de dormirme, leí un artículo de Trotsky conmemorando los 90 años del Manifiesto Comunista. Trotsky elogia el Manifiesto, pero también critica sus dos errores centrales.

Uno de ellos es lo que podría llamarse el “error eurocéntrico”. “El  Manifiesto no contiene ninguna referencia a la lucha de los países coloniales y semicoloniales por su independencia”, dice. Y agrega que el nacionalismo es “un factor progresivo en los países atrasados”. Esta observación de Trotsky choca con la línea seguida por la mayor parte de los grupos autodenominados “trotskistas”, que rechazan toda forma de nacionalismo y que casi no usan el concepto “imperialismo”, central para entender la lucha política en los países semicoloniales como el nuestro.

Pero me interesa ahora subrayar el otro error de Marx y Engels que señala Trotsky: “la subestimación de las posibilidades futuras latentes del capitalismo y la sobrevaloración de la madurez revolucionaria del proletariado”. Es decir, el error del Manifiesto fue creer que el capitalismo había llegado a sus límites históricos no pudiendo continuar desarrollando las fuerzas productivas. Esto no fue así, dice Trotsky: “las fuerzas productivas siguieron expandiéndose…”. Y acá agrega lo que me llamó más la atención: “siguieron expandiéndose hasta las vísperas de la Primera Guerra Mundial”. Es decir, Marx se equivocó en los plazos históricos para la revolución mundial, creyendo que estaba madura en su época, en 1848 o en 1870, pero en realidad sólo estaría madura… ¡en la época que le tocó vivir a Trotsky! Por eso cierra su artículo vaticinando que “cuando se festeje el centenario del Manifiesto Comunista (¡en 1947!), la IV Internacional se habrá convertido en la fuerza revolucionaria decisiva en nuestro planeta”. Con este pronóstico tan equivocado (explicable psicológicamente), Trotsky mostró que él también incurría en los errores de Marx. Y hasta dejó asentada la matriz del error (un error subjetivista con consecuencias ultraizquierdistas, yo diría) para que lo reprodujeran sus seguidores menos reflexivos: si la revolución mundial se retrasa, dijo, es por “la crisis de la dirección revolucionaria”.

Hace poco leí el prólogo de Juan Marino al manualcito sobre El Capital de su conmilitante Lionel Stiglitz. Reivindicaba a viva voz el “catastrofismo”, es decir, la creencia de que el capitalismo se derrumbará a la vuelta de la esquina. Y me pregunto si las repetidas escisiones dentro del trotskismo (como la reciente en PO) no obedecen a ese error de Marx, reproducido por Trotsky  y todavía no corregido.

El artículo de Trotsky fue escrito como prefacio a la primera edición en afrikáans del Manifiesto Comunista y aparece reproducido en este libro editado en 2008 por el IPS-CEIP “León Trotsky”.


Una respuesta a "Elogio y crítica de Trotsky al Manifiesto"

  1. Daniel Zappi   1 marzo, 2020 at 2:22 PM

    El Manifiesto era un texto más bien panfletario (no doctrinario) y, como tal, planteaba la viabilidad de acciones revolucionarias inmediatas, lo mismo que las propias ponderaciones -supongo que como fruto de sus experiencias en México- de Trotsky en relación a las condiciones que habrían madurado hacia 1947.
    Sin embargo, Trotsky supo detectar claramente un error de Lenin en Qué hacer, cuando postula que las reivindicaciones económicas del proletariado deben supeditarse a las reivindicaciones políticas, lo cual los trotskistas hemos ignorado sistemáticamente a lo largo de nuestra accidentada historia.

    Responder

Deja una Respuesta

Tu correo electronico no será publicado.